Discurso Acto de Graduación Promoción Sinergia 2022

Palabras de la artista Vilma Márquez, en el acto de graduación de la promoción Sinergia 2022.

30 de septiembre de 2022

Escuela Nacional de Artes Visuales Bellas Artes República Dominicana

Enviar luz al corazón del hombre, ese es el deber de un artista -Robert Shaumann-

Buenas noches, la promoción SINERGIA 2022, agradece a cada uno de ustedes su presencia en este acto, autoridades de Bellas Artes y Cultura, invitados especiales, estimada  directora y profesores, querida familia y amigos.

Es un honor para mí dirigir estas palabras, representando a mis compañeros en este momento donde terminamos una etapa muy importante en nuestras vidas, momento donde se enlazan una serie de sentimientos que bullen en nuestros corazones, alegría, tristeza, nervios, por convertirnos en la promoción Sinergia 2022 coincidiendo con el 80 aniversario de la fundación de ENAV.

Algunos tenemos ese deseo de llorar, pero de felicidad, y lo disimulamos, porque este es el día donde cerramos el ciclo de nuestra preparación como artistas, llevándonos muchos recuerdos que nos marcaron notablemente.

Somos un grupo de jóvenes y no tan jóvenes, personas de todas las edades, pero con algo en común, nuestro amor al arte.

Cada día fuimos abrazando la determinación de tener este legado en nuestro corazón, cumplir la meta, subir otro peldaño, sin importar cuan difícil podía ser en ciertos momentos, nuestra vocación de artistas nos hizo fuerte ante los desafíos, antes esas largas horas de trabajo, sumando muchos sacrificios, por ratos caímos rendidos, pero siempre encontramos aquellas manos de los compañeros que se convirtieron en nuestros amigos, unos a otros nos dimos aliento, motivos, para no desfallecer en el intento.

Ser artistas preparados era nuestra visión al llegar a ENAV, y nuestra misión, sostenernos en este largo trayecto, al lado de los grandes maestros que fueron guiándonos en cada una de las materias.  Que orgullo contar con este personal docente de alta calidad, de gran sensibilidad humana. Gracias a cada uno de ellos. 

Hemos viajado a las diferentes épocas del arte, visitamos los talleres de aquellos grandes artistas en la historia que nos dejaron su legado en libros, aprendimos sus técnicas, llenamos nuestras manos de pintura, tinta, acuarela y carboncillos, rompimos la virginidad de los tantos lienzos en nuestras prácticas buscando la casi perfección, conjugamos los colores, pretendimos hurgar sus secretos, los cartones y telas, la madera, el yeso se fueron transformando ante nuestros ojos, el barro se deslizó por nuestros dedos mientras buscábamos las formas, rasgamos los linóleos mientras grabamos nuestros trazos, queríamos entender a Durero, enlazamos los puntos, la perspectiva tan esencial, la anatomía fue fundamental, y fuimos hurgando en todo aquello que nos hiciera crecer como artistas, llenando cada día nuestros bolsos de muchas herramientas, para llegar a este momento, donde salimos con el talento ahora más maduro.

Al hacer inventario, encontramos que nuestra preparación ha sido exquisita y extensa, de mucha calidad, sembraron excelente semilla de enseñanza, ahora es nuestro turno de que estas florezcan con fuerza, y puedan cobijar a muchos más. Me siento muy orgullosa ser ENAV. Muchas aventuras vividas en las aulas de esta querida escuela.  

Nos aventuramos para descubrirnos como artistas, abrazamos el deseo de pulir nuestro talento. Caminamos muchas veces venciendo la adversidad, y ni la pandemia pudo privarnos de alcanzar nuestro sueño, no fue fácil, la virtualidad fue otro reto que logramos vencer y es por eso que ahora estamos aquí.

Somos la promoción Sinergia, y saben ¿por qué? – porque la unión siempre fue nuestro lema, el compañerismo y el respeto, tanto para nosotros como para la escuela y cada uno de sus maestros, sumamos el talento de todos para hacer uno enorme, aprendimos a reconocer que la competencia no existe entre los artistas, porque cada uno posee su propio talento, solamente buscamos la fórmula de sumarlos para engrandecer la belleza del arte que juntos hemos conjugado en esas aulas, esos primeros años fueron fundamentales para nuestra preparación, luego al llegar al ya famoso salón del cuarto año, donde se termina de dar brillo al diamente bruto que fuimos al llegar a la escuela.

Fue ahí donde nuestra alma fue emergiendo en su real talento, fue ahí, donde todas las emociones de nuestra alma fluyeron con total intensidad, guiados por aquellos que habían perfilado en nosotros la realidad artística de cada uno.

Este es el final de una etapa, pero el gran comienzo de otra, hoy iniciamos el recorrido de un camino que puede estar lleno de riqueza en experiencias, y donde el arte que llevamos en nuestro corazón, debe ser esparcido por el mundo, compartido con aquellos que van en el mismo recorrido, el legado recibido de otros, ahora es nuestro turno pasarlo a la generación que viene formándose.

Tenemos un compromiso con la sociedad y queremos dar lo mejor.

Muchas gracias a cada uno de nuestros profesores, a la dirección, al personal de ENAV, siempre vamos a recordarlos con cariño, a nuestros amigos y compañeros, les deseo todo el éxito.

Agradecemos a nuestra familia, esposos, padres, hermanos, que nos acompañaron en este trayecto.

Por más palabras que ahora exprese, se quedan cortas para todas las emociones que los graduados tenemos en nuestro corazón, superamos el reto, llegamos a la meta, y nunca olvidaremos todos los momentos que vivimos en ENAV Ahora, estas enseñanzas las vamos a trasladar al mundo en nuestros trabajos, queremos aportar a la sociedad lo hermoso y maravilloso que el arte brinda.

Hoy festejamos una de las mejores decisiones que pudimos tomar, la de estudiar en ENAV, cuna de grandes artistas.

Vilma Márquez de Herrera © 202