Lienzos

Es un soporte de tela preparada para que el artista pinte sobre ella, se emplea desde hace más de medio milenio. Datos históricos de pinturas sobre lienzo datan de comienzos del siglo XV, aunque su popularidad se extendió a partir del Renacimiento.

Dependiendo de las características de la tela, su fragilidad, o el relieve de la urdimbre y la trama cruzados, la superficie pictórica es diferente y también es distinto el resultado. En el siglo xv se utilizó una tela fina, llamada tela rensa. En el siglo xvi, en cambio, la tela era de tejido cruzado, más basta. Las telas clásicas para lienzo provienen de dos plantas distintas: el lino y el algodón, a veces de yute o hechos de tejidos sintéticos. Se pueden utilizar sin el bastidor, que es un soporte hecho de madera sobre el cual se tensa la tela, pero la mayoría de veces, se usan con este instrumento, el bastidor del cual hablaremos mas adelante.Los lienzos son de tela,  así como los soportes que pueden ser de cartón, de madera, u otros materiales, los  debemos investigar, para saber cuales son los adecuados y además que sean compatibles con la imprimatura que usaremos, sobre estas hablaremos también en otro artículo.

Todo artista debe tomarse su tiempo para conocer que tipo de lienzo o soporte usara, eso es determinante para el resultado final de su obra, para la calidad de la misma, es importante que se hagan investigaciones al respecto, las cuales deben registrarse en un diario, hacer pruebas constantes para conocer, los pro y contras de los materiales utilizados, las reacciones que pueden surgir en la fusión de los diferentes materiales.

En los lienzos de telas podemos enumerar algunos tipos, tales como:

  • Los de lino, que son idóneos para pintar con lo que son pinturas acrílicas e incluso para los óleos. Son muy resistentes y la pintura se fija muy bien en su superficie.  Son las más famosas en el mundo del arte, es una fibra textil antigua, las obras realizadas con ella son más duraderas, por lo que su precio es más alto que las demás telas. Si la observamos detenidamente, vemos como su trama es irregular, su color y textura enamora. Su resistencia la hace fácil para darle mayor tensión, asi como su durabilidad, todas estas características son ideales para el artista que desea que sus obras ofrezcan calidad.
  • Los de telas sintéticas,  son más económico que los de lino, ofrecen buena resistencia.  Aunque sean las mas baratas, no podemos encontrar tela sintética de buena calidad, con el tiempo la obra hecha en esta tela se amarillenta o se rompe con facilidad. Ideales para hacer bocetos.
  • Los de algodón absorben muy bien la pintura, pero, se pudren con facilidad, por lo que las pinturas,  con el paso del tiempo pueden agrietarse. Es la tela recomendada para los principiantes. Si la imprimación es la correcta, sus resultados serán ideales. Aunque aún faltan muchos factores de investigación, es una de las telas más usadas para pintar.

Los lienzos de yute o cáñamo, el primero es una tela de fibras gruesas y su trama es muy separada, para ello se usa una imprimatura muy gruesa, pero hay que tener en cuenta que el clima afecta su calidad, no es apta para pintar.  Y la de cáñamo es una fibra más resistente que el yute, y se adapta a los cambios del clima, dura más que la tela de algodón.

La tela puede estar fijada con cola  a un soporte sólido, que es lo que se hizo en la antiguedad, tensando las telas sobre tablas. Pero lo tradicional es que se fije sobre un bastidor, marco de madera.  Para tensar más la tela se pueden introducir pequeñas cuñas de madera en las esquinas.

Dependiendo de la forma del bastidor, así será el cuadro: apaisado (más ancho que alto),  vertical (más alto que ancho). Aunque generalmente tiene forma de rectángulo, ocasionalmente se trabajaron otras, como los tondos (cuadros en forma redonda)