Los pigmentos

Un pigmento —del latín pigmentum—es un material que cambia el color de la luz que refleja o transmite como resultado de la absorción selectiva de la luz según su longitud de onda (que es el parámetro determinante del color, pigmento es un conjunto de polvos finos que cambia el color de la luz que transmite. En realidad, este color viene dado por una cuestión de absorción de luz.

Una propiedad importante de los pigmentos es que por definición son insolubles, por lo tanto no pueden ser disueltos en los líquidos comunes (pueden ser dispersados, pero no disueltos). Esta propiedad de los pigmentos los diferencia de los colorantes, también conocidos como tintes o anilinas, los cuales son materias colorantes cuya característica es ser solubles en cierta base, usualmente agua o grasas (por lo que se llaman hidrosolubles o liposolubles).

Hay pigmentos orgánico e inorgánicos, los primeros contienen carbono, son hidrocarbonados, y los inorgánicos no lo tienen y suelen dar más color.

Si quieres fabricar tus propias pinturas con pigmento debes sabes que, en general no son solubles al agua. Para fabricar pinturas necesitarás un aglutinante concreto,cada tipo de pintura tiene su aglutinante

Algunas características de los pigmentos

  • Su composición química
  • Su Color Index, o Índice de Color.
  • Por sus características colorimétricas, es decir, por medio de su medida de color.
  • Por su nombre común.

Los principales y más usados pigmentos naturales son de origen mineral o biológico (partiendo tanto de animales como de plantas).

El color pigmento se puede extraer tanto por procesos químicos como por procedimientos naturales.

Según la durabilidad en el tiempo, los colores obtenidos pueden ser permanentes o fugitivos. Los permanentes permanecen exactamente igual desde su origen, sin variación alguna en la tonalidad. Mientras que los fugitivos pueden hacer variaciones de matiz con el paso de los años o siglos.