Pincel abánico

Es importante conocer la función de cada pincel, hoy hablaremos del pincel abánico.

Con este tipo de pincel se logra fundir dos o más colores sobre la superficie de la obra, creando suaves gradaciones tonales, los hay de distintos tamaños, grosor, tipo de pelo y longitud, todo depende del efecto que deseamos lograr en nuestra obra.Se usa con óleo y acrílico, su consistencia y espesor facilita trabajar en estas técnicas. Si deseas utilizarlo con el temple, debe tener suficiente cuerpo, para el dibujo es muy útil, sobretodo en las técnicas secas, para lograr difuminados en el pastel o carboncillo

Con el óleo se utilizan pinceles con cerdas resistentes como suaves.
Los de cerdas fuertes se pueden trabajar superficies con textura. Las pinceladas de color son excelentes, pues el trazo del pelo del pincel queda marcado sobre la superficie.

Los de cerdas suaves del pincel abánico es como el pelo de marta, son frágiles y poco resistente para pintar con óleo, pero se pueden utilizar para los retoques finales, para dar esos toques de colores diluídos, con estos pinceles de cerdas suaves, solamente deben utilizarse para zonas delicadas, no para mezclar los colores.

Los pinceles sintéticos, aparte de ser económicos, son más resistentes y fácil de limpiar.
Otro detalle que no debes olvidar es que entre más largo el pelo, el efecto será más nebuloso, y entre más duro sea, la transición será más enérgica.

Las medidas varian del pincel abánico varían desde el 0 hasta el 16

Es uno de los pinceles a los que se le puede sacar provecho, pon tu creatividad activa y comparte con nosotros, que otros usos puede dársele a esta herramienta.